10 Сosas a considerar al diseñar un sitio web de comercio electrónico

Diseñar un sitio web de comercio electrónico puede ser difícil. Hay muchas cosas a considerar, desde el rendimiento del sitio hasta el compromiso del usuario. Mientras que el desarrollo de una página web regular requiere muchos recursos, el desarrollo de un sitio de comercio electrónico te haga que enfrentes aún mayor número de desafíos.

En primer lugar, los sitios de comercio electrónico se construyen no sólo para presentar una marca en línea, sino también para que los consumidores compren algo. Debido a esto, los diseñadores tienen que asegurarse de que el sitio es intuitivo y fácil de usar en cuanto a la compra, como sin ventas, este tipo de sitio web pierde su sentido.

Si alguna vez te has preguntado cuáles son las directrices para diseñar un sitio web de comercio electrónico, entonces estás en el lugar correcto. En este post, vamos a resaltar algunas de las cosas más importantes que todo sitio de comercio electrónico debe tener:


1. Adapta tu diseño a tus productos

La coherencia es la clave a la hora de desarrollar un sitio web de comercio electrónico. Mantener tu diseño coherente con lo que estás vendiendo es lo que requiere tu atención en primer lugar. Pues, a la hora de diseñar, asegúrate de que todo, incluso imágenes, colores y textos, perfectamente define tu sitio web. Por ejemplo, si vendes juguetes para niños, el diseño de tu tienda online debe ser divertido y colorido. Y si vendes gadgets, tu sitio web debe tener un aspecto sofisticado y moderno.

Por ejemplo, el siguiente sitio web de comercio electrónico que vende juguetes Star Wars tiene un diseño que coincide perfectamente con su mercancía.

Fuente de imagen: brianstoys.com


2. Presentación y descripciones adecuadas de productos

El objetivo de tu sitio de comercio electrónico es vender productos, por lo tanto, primero necesitas resaltar los productos que vendes. Al mostrar tus mercancías, asegúrate de que utilizas las imágenes de primera calidad que llaman la atención del usuario. Cuanto mayores sean las imágenes, lo mejor. Recuerda que en caso de una tienda en línea, las fotos son las únicas maneras de examinar productos.

Para mejorar la usabilidad del sitio, elige un diseño que resalte un producto en cada página. No dejes que tus clientes pierdan un montón de tiempo en la búsqueda de una página de "Accesorios" o "Zapatos" si ya han encontrado ella o han hecho clic en un artículo similar. La falta de información puede hacer que los clientes se salgan y lleguen a otros sitios web.

La desinformación es aún peor. Cuando se especifica un tamaño o un color incorrecto,  corres el riesgo de hacer una mala impresión y perder clientes valiosos. Describe tus productos correctamente y con todo detalle. A diferencia de las compras en tiendas de ladrillo y mortero, tus clientes no pueden tocar y examinar tus artículos de arriba abajo. Hay que encontrar maneras de ofrecer a los consumidores toda la información que necesitan para hacer una compra. Incluso el tipo, el color, el tamaño, el peso, el grosor y el corte (en caso de ropa), y todas las instrucciones necesarias que necesitan.


3. Tarifas de envio

Los sitios de comercio electrónico más populares suelen ofrecer el servicio de envío a un precio asequible o incluso gratis. Haciendo compras en línea, los clientes siempre dudan si vale la pena comprar algo en línea o si es más barato y fácil hacerlo en alguna tienda física. Y por lo general, el coste del envío influye en gran medida en su decisión.


4. Diseño del carrito de compras

La mayoría de los diseñadores no presta suficiente atención a los carritos de compras, pero en realidad es una de las partes más importantes del sitio web. Un buen carrito de compras permite a los usuarios agregar múltiples artículos, revisar sus pedidos o eliminar productos del carrito con la mayor facilidad posible. A la hora de diseñar un carrito de compras, asegúrate de incluir fotos de productos funcionales, comentarios y una barra de búsqueda conveniente.

Éste es un ejemplo del diseño bueno del carrito de compras. Este carrito de Sephora tiene un diseño simple pero muy intuitivo. Incluye todas las características necesarias, como, por ejemplo, el resumen del pedido, las recomendaciones y la opción de "seguir comprando" para aquellos que quieran agregar o reemplazar artículos en sus carritos.

Fuente de imagen: sephora.com


5. Compra sin registro

Hoy en día, muchos sitios de comercio electrónico requieren que los usuarios se registren y creen una cuenta antes de hacer una compra. Aunque esto es extremadamente útil ya que te permite comunicar y hacer un seguimiento de tus clientes, de verdad, no es  algo que los clientes quieren hacer. Los clientes quieren que cada transacción sea lo más rápida y anónima posible.

No quieren que les obliguen a registrarse. A ellos no les gustan formularios largas. Todo lo que quieren es comprar algo en tu tienda online. Por lo tanto, te recomendamos que dejes que los clientes puedan omitir el paso de registro. Los expertos creen que de esta manera puedes aumentar sensiblemente la tasa de conversión de tu tienda, ya que se elimina la barrera (se trata de la inscripción o el registro) por lo que mayor número de personas puede hacer compras en tu sitio.


6. Proceso de pago fácil

Aparte de hacer que las transacciones sean rápidas y anónimas, como se mencionó anteriormente, un sitio de comercio electrónico exitoso también debe garantizar la facilidad máxima posible de la compra. Cuanto más fácil sea este proceso, más motivados estarán los clientes para comprar otra vez. Así que, olvídate de los formularios de pago de múltiples páginas. Opta por un pago de una sola página que no es demasiado abrumador para los consumidores.


7. Opciones de pago

Hemos visto un montón de sitios de comercio electrónico que no permiten a los usuarios pagar a través de Paypal o por medio de otros tipos de pasarelas de pago aparte de Visa o Master Card. Al diseñar una tienda en línea, asegúrate de ofrecer un montón de opciones de pago para que tu sitio pueda atender a una amplia gama de compradores.


8. Información de contacto y soporte

¡Deja que tus clientes sepan que en cualquier momento pueden ponerse en contacto con tigo por una llamada, un email o un chat en vivo! La mejor manera de conseguir clientes leales y ganar su confianza es demostrar que siempre estás listo para ayudarles. Cada vez que encuentren un problema, asegúrate de que siempre obtienen una solución. Si tu sitio oculta cualquier información de contacto y otros medios de comunicación, los clientes empiezan a dudarse en la seguridad de tu recurso.

Aquí hay un ejemplo de un sitio web de comercio electrónico que presenta la información de contacto completa junto con otros detalles importantes de la empresa:

Fuente de imagen: walgreens.com


9. Compra segura

Las tiendas de ladrillo y mortero garantizan la seguridad de sus clientes, instalando cámaras, contratando a guardaespaldas y utilizando otras herramientas necesarias para que sus clientes estén seguros en sus edificios. ¿Qué pueden hacer las tiendas de comercio electrónico?

Todos los sitios de comercio electrónico corren el riesgo de ser hackeados, por lo que la seguridad en línea se vuelve cada vez más importante. Aún así, la mejor manera de hacer que tu sitio sea seguro es utilizar un certificado SSL para cifrar toda la información. Con la ayuda de un certificado SSL, puedes proteger la información valiosa de tu cliente incluyendo su dirección, email, número de teléfono y tarjeta de crédito.


10. Prueba social

Sin evidencia de que alguien compró con éxito o le gustó su sitio web, nadie va a confiar en ti. Si aspiras a recibir buenas críticas, deja que tus clientes puedan comentar fácilmente.

Fuente: "10 Things to Consider when Designing an eCommerce Website" por Armela Escalona